jueves, 5 de julio de 2018

EL DIOS REDES SOCIALES…


Texto Bíblico: Éxodo 20:3

“No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20:3)
He decidido escribir sobre este dios que hoy en día es muy venerado, incluso, por personas que profesan la fe en Cristo Jesús ya que, de un momento a otro, los muros de no pocos creyentes se están convirtiendo en verdaderos altares a este dios.

Las redes sociales en sí son maravillosas cuando las usamos para conectarnos con familiares y amigos cuya distancia geográfica nos separa y hace difícil que nos veamos con regularidad. Cuánta alegría nos da poder compartir con nuestros contactos excelentes noticias ya sean en el ámbito personal, académico o profesional.
Pero cuán decepcionante e incómodo se torna el abrir nuestros muros en la red social que visitamos y observar que los contactos desnudan todos sus pensamientos, publican situaciones personales que no deberían ser expuestas en público, suben fotos sin ningún pudor, etc.

De esta manera, todos nos enteramos que algunos de nuestros contactos son: imprudentes, ociosos, calumniadores, depresivos, obsesivos, celópatas, hipocondríacos, neuróticos, irascibles, mentirosos, y la lista va en aumento…

Amigo lector, el problema radica en que hemos convertido a las redes sociales en un dios al que le contamos todo. Le confiamos hasta lo mínimo de nuestras vidas sin tomar asunto que este “dios redes sociales” no es confidente suyo ni mío; al contrario, lo pone todo al descubierto.
“El dios redes sociales” no da solución a nuestros problemas; los complica más. “El dios redes sociales” no responde nuestras oraciones, se mantiene en silencio aumentando nuestra angustia porque ellas no son respondidas.

“El dios redes sociales” puede destruir nuestros hogares, porque no ofrece terapia alguna para unir, al contrario, si no actuamos sensatamente, inicia relaciones “amistosas” de las que podemos arrepentirnos porque terminan destruyendo nuestros hogares y nuestras vidas.

Y al final, lo único que sucedió, es que “el dios redes sociales”, te captó de tal manera que logra su máximo fin: que seas un adicto más de las redes sociales ya que, cuando te das cuenta, has pasado largas horas en este sitio de internet.

Así, si en lugar de poner nuestra mirada en este dios, la pusiéramos en el único Dios vivo y verdadero: Jehová, nuestras páginas personales se convertirían en un oasis donde muchos acudirían para recibir una palabra de aliento, consuelo y esperanza.

Si decimos que Dios ha transformado nuestras vidas, entonces, demostremos con acciones que incluyan las redes sociales, que servimos al Dios vivo y verdadero, demostremos que para nosotros, las redes sociales son sólo un medio para contarles a todos ¡cuán grandes cosas Dios ha hecho en nuestras vidas!

Finalmente, no nos olvidemos que Jehová nuestro único Dios es:
1.      Nuestro mejor confidente
2.      El que resuelve nuestros problemas
3.      El que responde nuestras oraciones
4.      El que fortalece nuestros lazos familiares
5.      El que nos hace verdaderamente libres
6.      El que nos salva eternamente

“Los que teméis a Jehová,
confiad en Jehová;
El es vuestra ayuda
y vuestro escudo.
(Salmos 115:11)


¡Dios los bendiga!



QUE TU FE NO FALTE

Texto Bíblico: Lucas 22:32 Uno de los pasajes bíblicos que más me conmueve es el de Lucas 22:31-32 porque aquí se presenta un dramátic...