jueves, 19 de septiembre de 2013

“PASO A PASO…”

Texto Bíblico: Salmos 118:24

Hace un mes tuve el privilegio de conversar con una amada hermana en la fe de Cristo que asiste a nuestra iglesia.

La última vez que la vi estaba postrada en su cama. Estaba prácticamente agonizando y, en lo personal, pensé que no pasaría de esa semana. (Padece cáncer terminal y los médicos la han desahuciado)

Pero, ¡grande fue mi sorpresa cuando a los 15 días la vi en la iglesia, junto a su familia! Se la veía muy saludable, no parecía la misma mujer que 15 días atrás vi al borde de la muerte.

Así, me acerqué a saludarla y, ella muy contenta, me dijo que el Señor la levantó por esta semana…
Y al preguntarle: ¿cómo así usted dice por esta semana?, ella me respondió lo siguiente:

“Así es hermana, sucede que hace años oraba a Dios que me sanara del cáncer y no ha ocurrido eso. Después le pedí a Dios que me llevara con Él rápido, y eso tampoco sucedió. Y en cada recaída que he tenido, le he dicho a Dios que ya estoy lista y que me lleve en ese momento; y cada vez que digo eso, el Señor me levanta y me da fuerzas para vivir otro día más.

“Al principio no entendía lo que Dios quería de mí (me decía esta hermana), pero poco a poco he llegado a entender que Él desea que yo disfrute cada instante de vida que me dé. Que cada día que pase yo sepa ser una mujer agradecida a Él y, que debo aprovechar cada minuto para meditar en Su Palabra y ser de soporte espiritual para mi familia y todos los que me rodean.

Así que, hermana (continuó diciéndome) he decidido vivir la vida paso a paso porque sé que el día que el Señor me lleve me avisará, y sabré que ha llegado el momento…”

Actualmente, esta valiente mujer no ha podido asistir a los cultos de la iglesia porque ha tenido otra recaída y, no sé si su tiempo en la tierra está por concluir, pero sus palabras produjeron en mí un enorme impacto.

Así, vivir la vida paso a paso, ser agradecidos con Dios por cada momento en esta tierra y preocuparse por ser de bendición para los que nos rodean, ese era el mensaje que Jesucristo siempre nos predicó cuando vivió entre nosotros. Y ese es el mismo mensaje que día a día nos dejan hermanos y hermanas en la fe de Cristo  que se entregan a la voluntad buena, agradable y perfecta, de nuestro Dios, cualquiera que sea el pronóstico de vida.

Amigos lectores, les animo a que vivamos con paciencia la carrera de fe que tenemos por delante; puestos los ojos en Jesucristo, y repitiendo cada día, con todo nuestro corazón las palabras del salmista:

“Este es el día que hizo Jehová;
Nos gozaremos y alegraremos en él.”
(Salmos 118:24)


¡Dios lo bendiga!



1 comentario:

  1. Gracias Hermana por compartir:
    Dios es Soberano, pero su soberanía nunca viola su Amor, su Justicia, su Misericordia.
    En la hermana con cancer hay un misterio, pero a los que amamos a DIos nos ha sido develado. Somos peregrinos en este mundo, Lo mejor está por venir.
    Gracias de nuevo, por recordarnoslo con esta historia.
    Dios la bendiga grandemente.
    Maranata

    ResponderEliminar