lunes, 1 de marzo de 2010

“¡TIENE TODOS LOS NUTRIENTES!”

Texto Bíblico: Nehemías 9:21

A propósito de la crisis económica mundial, la misma que, actualmente afecta también a nuestro país, escucho muchos comentarios, de hermanos en la fe, que todavía no dejan de asombrarme, por ejemplo:

- “Hoy sólo tuve para comer arroz con carne”
- “Sólo pude desayunar pan con leche”
- “Hoy hubo en la merienda sólo arroz con queso…”
- “Hoy comimos un plato de arroz solo”
- “Hoy nuestro desayuno fue únicamente una taza de café con plátano asado”

Saben, amigos cuando escucho estos comentarios, a mi mente vienen los pasajes Bíblicos que nos informan que Dios alimentó por 40 años al pueblo de Israel en el desierto. Y lo hizo de diferentes maneras. Pero la que más me llama la atención es la etapa en la que el pueblo fue sustentado con una pequeña semilla, que se parecía al culantro, y este alimento se llamaba: “Maná”.

¿Se pueden imaginar? ¡40 años en los que el pueblo de Israel tuvo que comer sólo maná!
Y lo más importante es que este alimento tenía todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita.

De esta manera, podemos ver en la Biblia que los israelitas eran personas muy fuertes y sanas, tanto así que podían trabajar muy duro y hasta enfrentar largas y agotadoras batallas en contra de sus enemigos.

Por lo tanto, amados lectores, si trasladamos esos 40 años del pueblo de Israel a nuestros tiempos, debemos concluir que nuestro Señor continúa siendo fiel con su pueblo. Pues no puedo olvidar que hubo épocas en la vida de mi familia, en que la comida escaseaba y no había dinero para comprar todos los alimentos que uno quisiera, pero Dios siempre enviaba a sus “cuervos” para que nos alimentasen.

A veces fue con arroz, carne o pescado. Pero gracias a Dios nuestra salud no fue ni ha sido afectada por esto; pues, aprendimos y seguimos aprendiendo a dar gracias a Dios y a confiar en que los alimentos que nos servimos son de bendición para nuestros cuerpos.

Estimados lectores, no debemos preocuparnos si por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, durante el día podemos comer únicamente un solo plato de comida; o si sólo nos servimos un plato de carne, pollo o arroz. Ni tampoco debemos angustiarnos si es lo único que tendremos para cada día de la semana.

Si usted ora y da gracias a Dios por estos alimentos, y pide la bendición de Dios para ellos, tenga la seguridad que su salud no se verá afectada. Es un plato de comida bendecido por Dios, es el maná que el Señor le envía el día de hoy, por lo tanto, ¡tiene todos los nutrientes que usted necesita!

“Los sustentaste cuarenta años en el desierto;
De ninguna cosa tuvieron necesidad;
Sus vestidos no se envejecieron,
Ni se hincharon sus pies”
(Nehemías 9:21)
¡Dios lo bendiga!




2 comentarios:

  1. Hna. Zoila, es muy cierto lo que dice, muchos cristianos no son agradecidos con Dios, ni en tiempos buenos, y mucho menos en tiempos difíciles. Me recuerda lo real que debe ser el pasaje de 1 Tesalonicenses 5:18 para todo creyente: "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús." Debemos ser hijos agradecidos con nuestro Padre celestial, en buenos tiempos y en malos, en abundancia o en escacez, en salud o enfermedad... por que Él siempre está cuidando de nosotros. Que Dios la bendiga, y que pueda seguir escribiendo reflexiones como éstas, que están de conformidad con la Palabra de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Dios la bendiga por esta postágem. Tenho 42 anos de existência, 14 anos de vida na presença do Cristo vivo, e não sabes como sou grata pelo imenso amor de Jesus, pois Ele me amou, me chamou, me escolheu para seguí-lo. Eu o sigo porque o amo. Ele é o caminho, Ele é o amor. Ele é o pão da vida, Deste pão devemos comer todos os dias,pois nele sim vivemos e não passamos pela vida.
    Muita paz...
    Sua amiga e irmã em Cristo Marcia Sereno

    ResponderEliminar